Choomee bolsas de alimentos reutilizables
Baby Led Weaning,  Blw +12 meses,  Viajes con bebés blw

Bolsas de alimentos reutilizables. Un imprescindible en vuestros viajes

A los 14 meses Mochi aún no había probado ningún lácteo. Leche ya tenía bastante con su teti, y no quería probar el yogurt ni por asomo. Buscando fiambrera para los viajes, vi en internet unas bolsas de alimentos reutilizables y aunque no es un utensilio que se use en baby led weaning, seguí mi instinto en cuanto a que a los bebés les encanta la «parafernalia» y los pedí en Ámazon con esa intención.

Y fue todo un triunfo.

Bolsas de alimentos reutilizables. Mochi comiendo yogurt en el avión.

A partir de ahí la mayoría de las veces come el yogurt con cuchara (o con el dedo, con el brazo, chupando la mesa o incluso el suelo si se cae) pero fuera de casa para nosotras las bolsas de alimentos reutilizables son un must. La llevo en la nevera o en la mochila (que tiene parte de nevera) y en cualquier momento se lo ofrezco, o lo pide ella. No es necesario parar para que se lo tome y lo más importante, las manchas y el desastre se reducen al 90%.

Pero cuando más me he reafirmado en que fue un acierto comprarlos ha sido en nuestro viaje a Isla de Sal, en Cabo Verde. Fue nuestro primer viaje, y dudé si meterlo en la maleta porque siempre busco reducir el equipaje al máximo (con un bebé es mucho más difícil pero hay «truquitos»). Ya no lo dudaré más. Todas las mañanas en el desayuno había yogurt natural casero. Y todas las mañanas llenábamos la bolsita con yogurt para la media mañana o merienda de Mochi.

Pensaréis que puede ser tontería ya que igual que llevo la bolsita puedo llevar un yogurt en la nevera y punto. Puede ser, si tu peque se toma el yogurt entero de una sentada y lo más importante, si encuentras yogures naturales sin azucar. En el desayuno no los había. Todos eran de sabores y muy azucarados. Pero sí había un bol de yogurt natural casero sin azucar así que las bolsitas venían genial. Además, si como Mochi, tu bebé no se come el yogurt entero, no hay problema para conservarlo con las bolsitas y poder volver a ofrecerlo en otro momento.

El problema que encuentro en estas bolsitas es el tamaño. Para mi gusto es demasiada capacidad. Puede ser un desperdicio de comida y por otro lado si a tu bebé no sabe aún o no le gusta estrujar la bolsita para que suba el alimento, no podrá continuar comiendo. Al menos Mochi de momento no lo estruja y cuando ve que «To tale» (no sale) ya abandona y se acabó el yogurt.

Pero te cuento el truco del almendruco para que no tenga problemas . Lo podría explicar con palabras pero vale mil veces más una imagen y se va a entender perfectamente:

Truco para usar mejor las bolsas de alimentos reutilizables.
Colocar un clip de cierre de bolsas grande para concentrar el alimento arriba. Según va comiendo, se va subiendo y así siempre «tale»

Bolsas de alimentos reutilizables. ¿Cuál elegir?

Hay muchísimas marcas y prácticamente todas son libres de BPA y Ftalatos. Después de mucho leer me decidí por este pack de la marca Choomee por el doble cierre abajo y su forma curva arriba que facilita la limpieza para que no queden residuos.

Este pack incluye las boquillas de silicona que además de ser mejor para la boca del bebé, tienen sistema de control de flujo por lo que no se derrama el contenido. Aunque las boquillas son de la marca Choomee se pueden adaptar a cualquier marca. Merece la pena hacerse con un par de ellas si sueles utilizar las bolsitas de frutas de los supermercados, porque éstas no llevan boquilla y se echa de menos, sobre todo cuando en un segundo la fruta está en todos lados menos en la boca del bebé.

Sin embargo, al buscar información para escribir esta entrada he encontrado un producto que no había visto antes: las botellas de silicona Squeasy

Aún no las he probado pero me parece aún mejor.

Según pone en la descripción, son más fáciles de limpiar porque son reversibles, tienen también una válvula de control de flujo para evitar desastres, pesa poco y a los bebés les encanta. También son flexibles por lo que se pueden plegar para minimizar el espacio. Son de silicona por lo que cumple con nuestra política de respeto al medio ambiente y cero plásticos. Y además hay de varios tamaños y una mini de 100ml que nos viene genial para no desperdiciar comida.

Ya la he pedido y en cuanto la pruebe os cuento.

Por otro lado, para alimentos no líquidos, existen bolsas de tela alimentaria impermeable que tienen una pinta espectacular, pero aún no las he probado porque no me decido con la marca. Además, conozco varias mujeres con negocios online handmade y creo que se las acabaré comprando a ellas, por eso de potenciar el negocio local 🙂

Igual que con la botella Squeasy, en cuanto lo pruebe os contaré qué tal pero ya adelanto que nos va a venir genial para la fruta por ejemplo.

¿Qué usáis vosotros para transportar la comida líquida o semilíquida? ¿Conocíais las bolsas de tela alimentaria?

¡Os leo!

A %d blogueros les gusta esto: